This site uses cookies. By continuing to browse the site you are agreeing to our use of cookies. Find out more here

Etiquetado neumàtico UE

Etiquetado neumàtico UE

Desde el 1 de noviembre de 2012 está en vigor la llamada etiqueta de los neumáticos de la UE. Esta prevé que tanto todos los vehículos producidos en la UE a partir de junio de 2012 como todos los neumáticos vendidos en la UE a partir de noviembre de 2012 lleven una etiqueta de neumáticos. Con esta regulación, la Unión Europea tiene el fin de reducir a largo plazo el consumo de combustible y, al mismo tiempo, aumentar la seguridad vial. La etiqueta evalúa tres criterios: resistencia de rodadura, adhesión en mojado, emisión de ruidos. Una reducción de la resistencia de rodadura es sinónimo de ahorro de combustible y, con ello, de CO2. Esta se evalúa de las clases A (mejor resultado) a G, sin tener en cuenta la D. En concreto, esto significa: Se mejora en una clase si se ahorra 0,1 l de combustible por cada 100 km. La adherencia en mojado se divide también de A a G. No trabajamos las clases de D y G. Con una velocidad de salida de 80 km/h, la diferencia del recorrido de frenado en carreteras mojadas pasa de una clase a la siguiente en 3-6 metros. En las emisiones de ruidos, la medición no tiene lugar en clases, sino en barras que representan los valores de decibelios (dB). Cuantas más barras negras se ven en la etiqueta, más ruidoso es el neumático. La etiqueta de neumáticos de la UE tiene el fin de lograr una mayor transparencia para el consumidor final. No obstante, la etiqueta de los neumáticos no cubre otras propiedades relevantes para la seguridad, como el aquaplaning o el comportamiento de marcha sobre hielo y nieve. Encontrará más información sobre las nuevas disposiciones de identificación de neumáticos en la página WWW.DASREIFENLABEL.DE.

Label Generator