Core Seal Technology

Core Seal Technology

La tecnología CORESEAL evita las pérdidas de presión del aire debidas a pinchazos, por lo que supone una solución fácil para mantener la movilidad pese a haber sufrido un daño en el neumático. La tecnología se basa en la presencia de un sellante en el interior del neumático, de propiedades especialmente pastosas y adherentes. Si el neumático sufre daños en el área de la superficie de rodadura, por ejemplo, al penetrar un tornillo, un clavo u otro cuerpo extraño de hasta cinco milímetros de diámetro en el perfil, el sellante fluye hacia el punto dañado, evitando así una ulterior pérdida de presión del aire. Con ello, CORESEAL no solo mejora la seguridad al mantener la presión de llenado del neumático, sino que también ahorra energía y recursos, puesto que ningún neumático de repuesto afecta al equilibrio energético del vehículo. Por lo general, se recomienda el uso de un sistema de control de la presión del aire de los neumáticos (RDKS) al usar los neumáticos CORESEAL, así como el obtener un dictamen de un especialista en neumáticos en relación con un daño a la mayor brevedad posible.