Tyre Internal Power Generation Technology

Tyre Internal Power Generation Technology

Como su propio nombre indica, con la Tyre Internal Power Generation Technology se genera energía eléctrica a partir de la rotación del neumático, y después se transmite a los sensores periféricos de los neumáticos. La electricidad estática que se genera durante la rotación del neumático se utiliza para cargar un circuito de control de corriente que, a su vez, activa un sensor externo y le suministra corriente. Para ello, también las estructuras y los materiales implicados en la obtención de energía de fricción se han optimizado para mejorar de forma considerable la potencia generada.

Las pruebas de verificación de SRI han demostrado que el sistema genera, con una velocidad de los neumáticos de 50 km/h, una potencia de más de 800 µW. Esta cantidad de energía basta para activar un sensor externo sin emplear más fuentes de energía y, con ello, asegurar una transmisión continua de baja energía por Bluetooth. La tecnología tiene un inmenso potencial para futuras aplicaciones, por ejemplo, para el uso en vehículos autónomos, ya que hasta ahora uno de los mayores obstáculos para la implementación de nuestra tecnología de sensores de ruedas era la vida útil limitada de las baterías de los sensores. Con ello, la tecnología es un componente esencial para la introducción de la «Sensing Core Technology», un hito para la movilidad del futuro.